jueves, 24 de diciembre de 2009

Refranes populares cacereños

Ayer mi amigo Hernando tuvo la suerte de ser, un año más, mi amigo invisible. Me regaló un libro titulado Más de 21.000 refranes castellanos, una magnífica edición facsímil de la recopilación elaborada por el lexicólogo y erudito Francisco Rodríguez Marín, director de la Biblioteca Nacional, que fue publicado por vez primera en 1926. Entre tal ingente cantidad de refranes y dichos populares, he apuntado algunos que se escuchaban en la provincia de Cáceres o hacen alusión a algunos de sus pueblos. La mayoría de ellos son fascinantes muestras del ingenio y la sabiduría popular, aunque otros (los más graciosos y los que más me gustan) no están exentos de cierto sarcasmo e incluso mala leche.

Aire gallego, mal pescador y peor colmenero.
Gallego
llaman en Serradilla al aire que sopla del oeste.

A la puerta del rezador no tiendas tu trigo al sol: porque deja de rezal, y lo guarda en su costal.
Así lo dicen en Serradilla.

A la Vera, por piojos y cagalera.

A los de Valverde, ni comprarle ni venderles.

Al Trampal, las aseás; a Valhondo, culo gordo; a Caganchas, las porcanchas.
Lo dicen en Alcuéscar y se refiere a distintas fincas y dehesas del término municipal.

Ave por ave, el lechón si volase.
Recogido en Serradilla.
Buen año en Cañaveral, malo en Fregenal.

Como los cochinos de Don Gil: engordar para morir.
Lo dicen en Serradilla y otros pueblos de la comarca, aludiendo a la dehesa llamada Don Gil, uno de los más extensos y mejores encinares de la provincia.

Cuando el mochuelo mía, o es ya de noche, o es ya de día.
Recogido en Serradilla.

Cuando empieza a marcear, siembra el patatar y el garbanzal.
En Serradilla.

Cuando la Villuerca se toca de niebla, agua en tierra.

De Brozas, ni vaca, ni yegua, ni moza.

De la Torre, ni buey ni hombre; y si puede ser, ni vaca ni mujer; y si mucho me apuras, ni sacristán ni cura.
Se refiere a la Torre de Santa María.

Como el mirabeleño: el buey, grande, are o no are.
Cuentan en Serradilla que un vecino de la cercana localidad de Mirabel se fue a comprar unos zapatos, y como tenían el mismo precio unos que le estaba bien y otros mucho mayores, escogió estos últimos.

El buen barro sostiene la pared.
Las mujeres de Serradilla, para justificar que la sopa les ha quedado con poco caldo.

El caldo abriga el estómago.
Las mismas, para justificar que la sopa tiene mucho caldo.

El cundíu es lo que da bríus.
Las mismas, para justificar el exceso de aceite en la comida.

En Berzocana, puta la madre, la hija y la hermana.

En Brozas, hay más putas que mozas.

En las procesion de Albalá, unos van delante y otros van detrás; y en las de Montánchez, unos van detrás y otros delante.

En Tapadas, muchas mozas y mal guardadas.

La mejor cocinera es la aceitera.
Dicen en Serradilla.

Las mozas de Galisteo, buenas rentas y mal aseo.

La tonta de Valdefuentes, que daba un pan frío por dos calientes.

Los de Hervás, judios todos los más; los de Baños, judíos y tacaños; y los de Aldeanueva, la judiada entera.

Los arrieros de Talaván, hoy aparejan y mañana se van.

Malpartida, gente sin razón: púlpito sin paño, y quieren sermón.

Más vale agua de carne que carne de agua.
Recogido en Extremadura. Se dice por el caldo, aunque sea poco substancioso, prefiriéndolo al pescado, al que llaman carne de agua.

Perusino en Italia y trujillano en España, a todas naciones engaña.

Prior en Guadalupe, más que conde y más que duque.

Puente de Almaraz, si te caes, no te levantarás, y si te levantas, no como estás.

Que por arriba que por abajo, siempre tienen un pero las sopas de ajo.
En Serradilla.

Quien desea ser conde y duque, métase fraile en Guadalupe.

Quien es conde y desea ser duque, métase fraile en Guadalupe.

Ramo colgado, dentro el pecado.
Dicen en Serradilla, por alusión al ramo puesto sobre la puerta de la casa, con el que suele indicarse que es taberna.

Recoger el hato, que vienen gordeños.
De El Gordo, a quienes en la comarca atribuyen fama de amigos de lo ajeno.

Serenura de repente, reventón de fuente.
Recogido en Serradilla.

Si compras perro lebrero, pruébalo en enero; y si la pieza no trae a la mano, que lo mantenga su amo.

Siempre tiran los perros de las calzas rotas.
Recogido en Serradilla.

Si la sierra del Arquillo tiene capa, no dejes la tuya en casa.
Lo dicen en Serradilla. La sierra del Arquillo está próxima a Cañaveral.

Si la ves con la chancla del revés, perigalla es.
Lo dicen en Serradilla. Perigalla es prostituta, por el perigallo o prendedero de oropel que llevaban encima de las tocas, por ordenanza de Juan II.

Si quieres tener un hijo duque, métele fraile en Guadalupe.

Trujillo y Cáceres, Mérida, Medellín y Montanches.
Citados como pueblos grandes y ricos de Extremadura.

2 comentarios:

Feliun dijo...

Veo que Serradilla ha sido cuna de numerosos refranes de nuestra tierra...¿tendrá algo que ver el nombre del pueblo?

Antonio Norbano dijo...

Jajajaja... No había caído en que el apellido de nuestro recordado profesor e insigne paremiólogo (experto en refranes) coincide con el nombre de este pueblo tan dado a ellos...