lunes, 12 de enero de 2009

La existencia de Dios

Esta mañana, mientras desayunaba y leía el periódico, casi se me atraganta la tostada cuando he visto la siguiente noticia:

«Ateos y cristianos pondrán campañas de publicidad en autobuses urbanos»

Según explica el artículo, un grupo de creyentes y otro de ateos han contratado los servicios publicitarios en los autobuses de varias ciudades españoles, unos para proclamar la existencia de Dios y otros para negarla.



A estas alturas de la vida, no me preocupa que Dios exista o deje de existir; sin embargo, si algo creo con firme convicción, es que en este mundo cada vez andan sueltos más gilipollas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Y lo de los speechmaker yankis boziferando a pleno pulmon en cualquier esquina de Central Park ya me parecía surrealista: "God is coming", "Satan is coming", "Satan is sex... No sé, nosotros hemos ido un paso más allá en eso de la "publi-ética", moralizando y aleccionando multitudes a través del servicio de transportes públicos. Pensándolo bién, este caso me recuerda a alguno de los trastos voladores que aparecían en algunas escenas de "Blade Runner" anunciando en sus pantallas desde Coca-Cola, hasta prostitutas de lujo. Similitudes, desde luego hay...

Roberto.