lunes, 6 de octubre de 2008

Tal como somos...

El siguiente vídeo no tiene desperdicio. Una crítica atroz y mordaz, que aunque pueda parecer exagerada, no distorsiona para nada la cruda realidad cotidiana de nuestra ciudad. A veces hace falta que nos cuenten las cosas de esta manera para que recapacitemos…