sábado, 16 de agosto de 2008

La Iberia del Cáucaso

Estos días atrás hemos vuelto a asistir atónitos al estallido de una nueva guerra. Entre la incredulidad y la indiferencia, desayunamos cada mañana con los partes que nos anuncian el avance implacable de los blindados rusos y la retirada de las tropas georgianas de Osetia del Sur. El «polvorín del Cáucaso» vuelve a estar de actualidad, y no precisamente por nada bueno.

Aprovechando la ocasión que me brinda esta tragedia, quería comentar algo que seguramente muy poca gente conoce. Lo que hoy día es Georgia en otros tiempos se llamó Iberia, al igual que nuestra península. Por lo menos, ese mismo nombre fue el que le dieron los griegos a dos regiones tan remotamente distantes. Así lo cuenta Estrabón en su Geografía (II, 5; XI, 3). Y aunque en principio pudiéramos pensar que no se trata más que de una casualidad, algunos estudiosos sostienen que esta mutua denominación se debe a que en algún momento de la antigüedad ciertas tribus del Cáucaso migraron a la Península Ibérica. Otros van más allá, y aseguran que existen evidentes similitudes entre el vascuence y algunos dialectos que todavía se hablan en la región del Cáucaso. Si como parece ser, el vasco deriva del antiguo idioma ibérico, cuya escritura aún no ha podido ser descifrada, tampoco sería muy descabellado pensar que el origen del Rh negativo de algunos se encuentra en las altas cumbres del Cáucaso.


Históricamente se suele identificar con el nombre de Iberia al antiguo reino de Kartli (en georgiano იბერია). Su origen se puede rastrear en las décadas que siguieron a la descomposición del imperio de Alejandro Magno, cuando por toda Asia Central, incluido el Cáucaso, surgen multitud de reinos y estados independientes. Iberia y el vecino reino de Cólquida fueron las primeras naciones de la región en adoptar el cristianismo, en el 317 y 523 respectivamente. Estos reinos tuvieron que hacer frente a la presión de bizantinos y persas, hasta que finalmente sucumbieron al empuje de los árabes. En el siglo XI, los antiguos estados feudales se unieron en el reino de Georgia (საქართველო), logrando mantener intermitentemente la independencia del país, unas veces frente a los mongoles, los turcos o los rusos, hasta hoy día, cuando la antigua Iberia vuelve a ser objeto de la codicia imperialista de unos y otros.


Fuentes:
- Domínguez Monedero, Adolfo J.: «Los términos “Iberia” e “íberos” en las fuentes grecolatinas: estudio acerca de su origen y ámbito de aplicación» , Lucentum, nº 2, 1983, págs. 203-224.
- Braund, David: Georgia in Antiquity: A History of Colchis and Transcaucasian Iberia, 550 BC - AD 562. Oxford: Clarendon Press, 1994.
- Dmitriev, Vladimir: La otra Iberia: etnografía del Cáucaso occidental y central. Valencia: Diputación de Valencia, 2004.