sábado, 28 de junio de 2008

Una nueva esperanza

Sí, lo sé. Quizá el título de esta entrada os recuerde al del cuarto episodio de la saga de La Guerra de las Galaxias, o lo que es lo mismo, la primera película de la trilogía original (A New Hope). Pero no voy a hablar ni de Darth Vader ni del maestro Yoda, sino de otro personaje que últimamente me tiene fascinado: el candidato demócrata a la presidencia de los EE UU, Barack Obama.

Siempre cabe la posibilidad que al final resulte ser un político más, que como el resto termine defraudándonos, pero escuchando sus discursos encuentro un fondo de sinceridad que desde hace décadas muy pocos han sabido transmitir. Por eso mismo, creo que su camino hacia la Casa Blanca no va a ser un camino de rosas. Podría hablaros de lo que pienso sobre la mentalidad política de los estadounidenses, de cuán fácil considero que es engañar en ese país y conseguir el voto de sus gentes, pues hace ya varios años tuve la oportunidad de descubrirlo por mí mismo y, después, en varias ocasiones, lo he comentado con amigos norteamericanos; pero, como sabéis, la intención de este blog no es crear ni polémicas que ofendan a nadie, ni tampoco aburriros con largas disquisiciones. Por eso, lo único que espero es que, por el bien de todos, las próximas elecciones en EE UU las gane el candidato demócrata.

Os dejo con el siguiente vídeo de un mitin en el que Obama habla de Historia, en donde nos ofrece interpretación muy sugerente de los orígenes de los EE UU y su devenir hasta la actualidad, vertebrado en clave racial, sin que por ello tengamos que considerarlo un discurso racista. En definitiva, se trata de un mensaje de esperanza. A veces, los políticos también son capaces de encontrar la solución a nuestros problemas…

parte 1 - parte 2 - parte 3 - parte 4