domingo, 8 de junio de 2008

Entrevista a Erich von Däniken

Por lo que parece, la nueva entrega de Las Aventuras de Indiana Jones viene cargada de polémica:

«Perú recomienda no ver Indiana Jones por sus graves errores históricos»

Ya he comentado que ciertas películas, al igual que algunas novelas del denominado género histórico, no hay que tomárselas al pie de la letra. Bien es verdad que en ocasiones se cometen errores garrafales por la ignorancia de los propios escritores y guionistas, pero en otras pueden estar justificados al tratarse de una obra de ficción. Y cuando se habla de ciencia y ficción es conveniente no mezclar las churras con las merinas. En mi caso, soy el primero que disfruta más con un buen libro de Historia entre las manos; pero después de toda una tarde de lectura y absorción de conocimientos, cuando voy al cine lo que me apetece es distraerme y pasar el rato. No pido más.


Por éste y otro motivos me gustan tanto las películas de Indiana Jones. Claro que carecen de rigurosidad, pero tampoco se echa de menos. En esta ocasión me quedo además con que me ha parecido que Lucas y Spielberg pretendían rendirle una especie de homenaje a la astroarqueología y su principal representante, el suizo Erich von Däniken. Reconozco que he leído algo sobre el tema, que me interesa todo lo relacionado con la denominada parapsicología, pero sólo por mero entretenimiento. El profesor Däniken se hizo famoso en los años ochenta por sus peculiares teorías: defendía que en el pasado los extraterrestres habían visitado la Tierra y fueron ellos quienes trasmitieron al hombre los principios de la civilización. Las pruebas de estos ancestrales contactos se encontraban en algunos enigmas que la arqueología no había sido capaz de resolver, como la construcción de las pirámides, las líneas de Nazca o los moai de la Isla de Pascua. Además, la etnografía también nos permitía descubrir que algunos pueblos indígenas en la actualidad todavía conservan en su religión determinadas divinidades y ritos que recuerdan aquellos avistamientos de ovnis y a sus tripulantes.


Creo que en ocasiones los historiadores no estamos en condiciones de criticar algunas hipótesis, por muy descabelladas que nos parezcan; sobre todo, como en el caso que nos ocupa, cuando son fruto de años de ardua investigación. Puede que no estemos de acuerdo, pero sería un ejercicio de soberbia negarlas categóricamente, por la única razón de que se alejan de nuestro tan querido método científico, del que, por otra parte, tampoco nos podemos fiar porque tantas veces nos ha fallado. Algunos de los argumentos de Däniken se desmontarían por sí solos, otros se podrían poner en cuestión, pero tenemos que reconocer que en muchas ocasiones nos resulta imposible encontrar una respuesta satisfactoria a algunos de los misterios que todavía rodean el mundo de la arqueología. En el siguiente vídeo tenemos la ocasión de ver la entrevista que el genial Fernando Jiménez del Oso le hizo al célebre investigador suizo. Ya ha llovido desde entonces.


parte 1 - parte 2 - parte 3

2 comentarios:

Sariri dijo...

Hola Antonio, espero no incomodar, pero si bien no hay que tomarse en serio la ciencia ficción, pues sería justo que se tome como tal, y que no se intente hacer un desastre histórico y geográfico con personajes y locales verdaderos.

Soy peruana, vivo en el exterior, y no sabes lo incomodo que se siente que digan tanta mezcolanza absurda de tu país, y lo que es peor, tener que explicarles a todos tus compañeros de trabajo que en realidad lo que han visto en el cine es mentira pura, así que no intenten visitar lugares que no existen, y los que sí existen, pues no están donde te dicen.

Todo esto sin contar, que en Nazca, no se deberían escuchar rancheras como música de fondo, nada en contra de México, pero es de muy mal gusto ver errores como esos.

En lo personal, todos estos errores son sólo ignorancia y soberbia pura, que los hace creerse dueños la verdad y que los hace pecar al punto de no consultar un libro de historia básica o un simple atlas.

A nadie le gusta ser llamado por otro nombre. Gracias y espero que entiendas a los peruanos.

http://jp.youtube.com/watch?v=TmMMblZrp4g

Antonio Norbano dijo...

Tienes toda la razón, amiga Sariri. En primer lugar quisiera darte las gracias por tu comentario. Una de mis intenciones con este blog es precisamente fomentar el debate y que gente que tengo la oportunidad de conocer puedan dar su opinión, y si se trata de personas que viven o han nacido en otras partes del mundo, muchísimo mejor.

Comprendo tu enfado perfectamente. Yo sólo he querido referirme a la diferencia que el público debe advertir entre lo que es ciencia-verdad y la ficción-imaginación. Ahora bien, estoy de acuerdo contigo que ciertas ficciones pueden resultar hirientes y ofensivas en cuanto falsean una verdad, como es en este caso que afecta a los sentimientos nacionales y a la Historia de un país. Pero ¡ojo! porque esta malversación de la Historia no se encuentra sólo en lo que de antemano entendemos como ficción, sino, lo más grave, que pueden partir de boca de malintencionados considerados por algunos doctores en la materia. Te digo que te comprendo, porque como español estoy cansado de ver en el cine los topicazos que existen sobre mi país. Algunos casos tan flagrantes como la "Misión Imposible II" de Tom Cruise, donde son capaces de mezclar las procesiones de Semana Santa con las Fallas de Valencia ( http://jp.youtube.com/watch?v=OOICPnAae2s ), o en la última novela del tal Dan Brown. Por lo que se ve, la ignorancia de los yankees no tiene cura.

Pero aún hay cosas peores, como la "leyenda negra" que nos ha perseguido durante siglos, y que todavía hoy el presidente de Venezuela se atreve a esgrimir, no sé con que intención, sino la de dejar más patente su propia ignorancia.

En fin, sólo me queda decirte que Perú me parece un país maravilloso y de envidiables tradiciones, no sólo por el legado de los españoles (y sobre todo extremeños) que allí fueron, y que daría mi vida por poder visitarlo alguna vez. En mi descargo, te prometo que quizá la próxima semana colgaré el video que me adjuntas. Y sólo espero que sigas visitando este blog y podamos volver a compartir tus opiniones.

Un fuerte abrazo,

ANTONIO RDGUEZ.