domingo, 15 de junio de 2008

Paseo por la Ribera del Marco

(Foto: Juan Gil)

Desde el mes de abril, la Universidad Popular de Cáceres viene organizando todos los fines de semana excursiones guiadas por la Ribera del Marco. Ayer por la mañana tuve la ocasión de participar en una de ellas, y la verdad es que resultó una experiencia bastante agradable y entretenida.

En alguna otra ocasión, ya me he referido a que contamos en nuestra ciudad con lugares de sumo interés y atractivo, entre ellos la Ribera del Marco, que aparte de resultar desconocidos para algunos, no son valorados en su justa medida, cuando encierran una riqueza natural y patrimonial tanto o más importante como la que podamos encontrar de los muros de la ciudad monumental hacia dentro. Ayer por la mañana, todos aprendimos algo nuevo, y seguro que a partir de ahora, a cada nuevo paseo, irá creciendo nuestro afecto por la Ribera y su entorno.

Restos del molino de Fuente Fría.

El nombre de Ribera del Marco hace referencia al nacimiento del arroyo en la Fuente del Marco, también conocida como la del Rey. Tal denominación comenzó a hacerse popular en el siglo XIX, porque en sus proximidades existía un espacio rectangular delimitado con mojones de cantería, que indicaba la extensión que tenía un marco real, una medida de superficie que equivalía a 4.446 metros cuadrados actuales. Esta zona estaría situada en lo que hoy son las traseras de la Ciudad Deportiva y el aparcamiento del Hospital. Aunque «el marco» también podría hacer referencia a las medidas de capacidad aplicadas a la distribución del agua de la rivera entre los regantes de las huertas y los propietarios de los distintos molinos. Por último, algunos autores consideran que el nombre de Ribera del Marco procede por la cercanía de las dos ermitas dedicadas a San Marcos: la de San Marcos el Viejo, actualmente desaparecida, y la de San Marcos el Nuevo, también conocida como San Marquino.

Antes de concluir, quería aprovechar la ocasión para darles las gracias y mi enhorabuena a Víctor y a Ana, los organizadores de esta excursión, por lo bien que resultó todo; y les animo para que, en un futuro, de aquí pueda salir la propuesta de otras rutas por zonas igualmente interesantes (se me ocurre la Sierra de la Mosca, la Sierrilla, los Alcores… o, ¿por qué no?, la Sierra de San Pedro).

Las excursiones a pie salen todos los sábados, a las diez de la mañana, desde la Charca del Marco, en la Ronda de San Francisco. No es necesario inscribirse. Los domingos también hay paseos en bicicleta. Para más información, puede consultarse la página web del Ayuntamiento.


P. S.: En algunos medios de comunicación he visto escrito que el Ayuntamiento había organizado «paseos por la Rivera del Marco». No se trata de una falta de ortografía, porque nos podemos referir tanto a la Ribera como a la Rivera, pero en el caso de que la excursión transcurriera por la segunda, tendríamos que haber ido montados en canoa. Porque la rivera es el «cauce por donde discurre el caudal de un río o arroyo», mientras que la ribera es «el margen o la orilla», que puede ser del mar, de un río… Así pues, siempre que paseemos lo haremos por la ribera, mientras que sólo podremos navegar o nadar en la rivera.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy Víctor, en primer lugar decirte que eres un artista, mu chula la entrada que has hecho sobre el paseo del sábado y . Y el resto de la página muy interesante también. ;)

Juan Gil Montes dijo...

Antonio, estupenda la foto inicial, parece un paisaje de otro lugar más selvático, impropio de la desolada estepa cacereña.
Enhorabuena a su autor.
Un abrazo,Juan.
http://jugimo.blogspot.com/