jueves, 8 de mayo de 2008

La Ribera del Marco


Ayer por la tarde estuve en la presentación del libro La cacereña Ribera del Marco, escrito por mi estimado Fernando Jiménez Berrocal, director del Archivo Histórico Municipal, el arquitecto Agustín Pedro Flores Alcántara y el historiador del arte Juan Carlos Martín Borreguero. Durante los últimos años se ha venido hablando mucho sobre la Ribera del Marco, ese espacio tan próximo a nuestra ciudad, tanto que forma parte de ella, y del que muchos cacereños lo desconocemos casi todo. Por eso era necesario una obra como esta, una especie de enciclopedia sobre la Ribera, que nos permita saber de qué estamos tratando y a partir de ahí discernir qué planes son los que consideramos más adecuados para conservar en un futuro este entorno tan singular.

Es cierto que en los últimos años se han cometido muchos atropellos, yo los que más conozco son los que atañen al patrimonio arqueológico, pero también los ha habido de tipo urbanístico, medioambiental… Pero prefiero callarme, además en el libro vienen recogidos de manera sincera muchos de estos atentados, algunos de cuyos efectos son ya irremediables. Pero aparte, este volumen recopila un importante acervo documental y fotográfico, difícil de localizar en algunos casos, por tratarse de una zona tan restringida espacialmente, pero que nos proporcionan datos de un gran interés y curiosidad que nos van a permitir conocer y apreciar aún más los tesoros que todavía esconde la Ribera, paisaje de muchos de mis paseos y escenario de alguno de mis anhelos.

Personalmente el libro me va a venir al pelo, pues a medida que lo vaya leyendo con detenimiento, seguramente me inspire más de una idea sobre la que escribir en este blog. Mi más reconocida enhorabuena para los autores, en especial para Fernando, quien en estos días tanto nos está ayudando a Cecilia y a mí en el aciago trabajo de bucear en los libros de acuerdos y actas municipales.

2 comentarios:

petunia dijo...

Los nombres de los autores están correctos pero no sus títulos, Agustín es Arquitecto Técnico del Ayuntamiento de Cáceres y Juan Carlos es el Licenciado en Historia del Arte. Fernando es el director del Archivo Histórico Municipal de Cáceres, pero él practicamente no ha hecho nada en el libro más que ponerse en él, como queda claro en la contraportada del libro, así que menos flores a Fernando y prestad más atención a lo que Agustín lleva haciendo por la Ribera desde hace años. Aparece ya en el documental la Pulga de Agua, y está en la plataforma en defensa de la Ribera y se la conoce de arriba a abajo. Juan Carlos lleva años también en una asociación en defensa de la arquitectura popular que edita una revista que se llama ARTE y ha hecho un trabajo colosal maquetando el libro.

Antonio Norbano dijo...

Muchas gracias por la corrección, el error no era fruto de la ignorancia sino del despiste. Conozco a los tres autores y su excelente labor, ahora, no sabía nada de problemas entre ellos, así que no puedo opinar. Como he dicho, Fernando siempre me ha tratado con amabilidad cuando he necesitado consultar alguna cosa en el Archivo. Desconzoco y, por tanto, no me interesan las disputas personales, sino lo que en tu comentario precisamente señalas: la reivindicación y defensa del patrimonio natural e histórico como el que existe en la Ribera.

Un abrazo,

ANTONIO