miércoles, 14 de mayo de 2008

La muerte del teniente Ruiz

Viendo la exposición sobre el 2 de Mayo en Madrid, de la que ya he hablado y que se encuentra en el centro Arte Canal, en la Plaza de Castilla, me enteré que el teniente Ruiz, el héroe de Monteleón, había fallecido en la provincia de Cáceres, concretamente en Trujillo.

Jacinto Ruiz y Mendoza (Ceuta, 1779Trujillo, 1809) era teniente de infantería y el 2 de mayo de 1808 se encontraba convaleciente de unas fiebres. Al enterarse de que el pueblo madrileño se había levantado en armas contra el invasor, saltó de la cama y se dirigió al cercano cuartel de Monteleón, donde los capitanes Pedro Velarde y Luis Daoíz habían repartido el poco armamento con el que contaban entre la población civil y a duras penas conseguían mantener a raya a los franceses, sólo con la ayuda de unos cuantos cañones.

Defensa del parque de artillería de Monteleón, obra de Joaquín Sorolla.

El teniente Ruiz fue herido en un brazo, pero tras ser curado, inmediatamente se reincorporó a la lucha. Caídos Daoíz y Velarde, cuando ya todo parecía perdido, Jacinto Ruiz se hizo cargo de la última y desperada defensa del cuartel. Finalmente una bala le atravesó el pecho, pero antes de que los franceses pudieran capturarle y cumplir con las órdenes que Murat les había dado, que eran las de fusilar a todos los defensores que hubieran quedado con vida, sus compañeros consiguieron sacarle allí y le condujeron hasta su domicilio. El doctor don José Rives trató de curarle las heridas, pero en vista de que el enemigo no tardaría en encontrarle, aquella misma noche preparó su huida de Madrid.

Tras un periplo del que poco se conoce, durante el que el teniente Ruiz, gravemente herido, ha de eludir constantemente los controles franceses, llega a Badajoz, ciudad que por el momento no estaba controlada por el invasor y donde además cuenta con la hospitalidad de su tío, el teniente coronel Juan Cebollino, al mando del regimiento de esta plaza. Allí se incorpora a la Guardia Valona y, en reconocimiento a su heroísmo, es ascendido a teniente coronel. Pero sus heridas, lejos de cicatrizar no hacen sino empeorar su maltrecho estado de salud.

Estatua del teniente Ruiz en la Plaza del Rey, Madrid (obra de Mariano Benlliure, 1891)

Quizá buscando un lugar donde poder reposar y recuperarse de las heridas, Jacinto Ruiz se traslada a Trujillo en compañía de su tío. Pero cada vez alberga menos esperanzas y el 11 de marzo de 1809 otorga testamento militar, donde hace declaración de sus bienes, entre los que se encuentran una cantidad de dinero en efectivo, un reloj de plata, unas espuelas y dos cubiertos del mismo metal, dos sortijas de oro, una maleta, varias prendas de vestir, tres pistolas y un caballo con los arreos de montar.

Dos días después fallecía sin haber cumplido los treinta años. Se le dio sepultura en la parroquia de San Martín, y en este lugar estuvo su sepultura hasta que, en junio de 1823, sus cenizas fueron trasladadas a Cádiz junto con las de Daoíz y Velarde, para ser colocadas en un monumento en la catedral.


Fuentes:
- J. Muñoz Maldonado:
«La Guerra de la Independencia en Extremadura. Efemérides de julio, 1808: el teniente Ruiz en Badajoz», Revista de Extremadura, X, nº 7, julio 1908; págs. 289-295.
- A. Baeza Herrazti (ed.): Jacinto Ruiz, hijo de Ceuta, héroe de España. Ceuta: Caja de Ahorros y Monte de Piedad, 1983.
- A. Sotelo Azorín: «Jacinto Ruiz Mendoza», Boletín de la Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País, nº 8-9, 1987-1988, págs. 41-53.
- J. A. Ramos Rubio: «El testamento del Teniente Coronel de los Reales Ejércitos Jacinto Ruiz de Mendoza. Vida y hechos de un héroe» , XXII Coloquios Históricos de Extremadura. Homenaje a frey Nicolás de Ovando, comendador mayor de la orden de Alcántara y primer gobernador de Indias (Trujillo, 1993). Cáceres: Junta de Extremadura, 1996; págs. 427-432.
- J. Lozano Ramos y J. Luengo Blázquez: «Trujillo durante la Guerra de la Independencia y su intervención en ella», XXIII Coloquios Históricos de Extremadura. Homenaje a Luis Chamizo, poeta extremeño, en el primer centenario de su nacimiento (Trujillo, 1994). Cáceres: Institución Cultural «El Brocense», 1997; págs. 203-218.
- S. Nadales Zayas, «Retrato del teniente Jacinto Ruiz Mendoza», Militaria: Revista de Cultura Militar, nº 16, 2002, págs. 83-85.
- J. A. Ramos Rubio: «El teniente coronel de los reales ejércitos Jacinto Ruiz de Mendoza, vida y hechos de un héroe», Anales de la Real Academia de Doctores, vol. 8, nº 2, 2004; págs. 39-44.
- Idem: «Homenaje al Teniente Coronel de los Reales Ejércitos Jacinto Ruiz de Mendoza, natural de Ceuta», Ceuta en los siglos XIX y XX. Ceuta: Instituto de Estudios Ceutíes, 2004; págs. 423-430.