miércoles, 20 de febrero de 2008

Dos importantes hallazgos arqueológicos

Hoy el día parece dedicado a la arqueología. En esta semana ya de plena campaña electoral y en la que el futuro internacional parece barruntar complicaciones, mientras los demás se preocupan, prefiero mirar al pasado y deleitarme con historias de antiguos tesoros escondidos y el recuerdo de civilizaciones que estuvieron muy por encima de la nuestra.

Las dos noticias son de lo más interesantes (y espectaculares). Una se refiere a que unos cazatesoros alemanes dicen haber encontrado dos toneladas del oro que en su día los nazis robaron del Salón de Ámbar, en el Palacio de Invierno de los zares en San Petersburgo, y que se halla escondido en unas minas de sal abandonadas en la frontera entre Alemania y la República Checa:

http://www.dw-world.de/dw/article/0,2144,3132501,00.html

La otra noticia ha aparecido incluso en algún telediario y, aunque no tan sorprendente como la anterior, no deja de suscitar interés. Un arqueólogo español acaba de desenterrar intacta la tumba de un arquero egipcio de la XVIII dinastía, de hace nada menos que 4.000 años:

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/02/18/cultura/1203342004.html

No hay comentarios: