miércoles, 23 de abril de 2008

Efectos secundarios de creer en Dios

«La Fuerza aérea y la Marina brasileñas buscan a un cura que se ató a mil globos para volar»

Se ató a miles de globos pensando que así alcanzaría más fácilmente el cielo. Por el camino no se encontró con ningún ángel. A estas alturas, seguramente estará llamando a las puertas del limbo de los necios…