sábado, 27 de septiembre de 2008

Y si Adelita se fuera con otro...



De acuerdo, éste no es el intérprete más adecuado, y su versión espanta más que otra cosa; pero por alguna razón no he podido resistirme a encabezar esta entrada con un vídeo del cacique venezolano, que como siempre, nos da a entender que lo suyo no es más que un problema de nacimiento.

Este conocido corrido mejicano me trae a la memoria muy buenos recuerdos, de cuando mis amigos y yo lo adoptamos como himno oficioso de nuestra querida patrulla ciervos. Eran otros tiempos, quizá más felices --no lo sé, o acaso éramos más ingenuos--, lo que sí es cierto que aquellos años nos sirvieron para acumular tal cantidad de anécdotas y añoranzas que, hoy día, cuando de nuevo nos juntamos, brotan por sí solas y podemos ver cómo se nos pasan las horas recordando y hablando siempre de lo mismo. Por lo tanto, esta canción va dedicada a mis amigos de verdad, a los de toda la vida, con los que espero seguir compartiendo penas y alegrías, triunfos y fracasos.

Por cierto, me entero que la Adelita de la canción existió de verdad, fue una mujer que participó en la Revolución Mejicana junto a Pancho Villa, y que algunos identifican con una aristócrata de nombre Altagracia Martínez, mientras otros consideran que se llamaba Adela Velarde y era enfermera.


Por supuesto, para ser fieles a la tradición, nuestra versión tiene que ser la interpretada por el magnífico Nat King Cole… y además que suene en la gramola.




Si Adelita se fuera con otro,
la seguiría por tierra y por mar.
Si por mar, en un buque de guerra.
Si por tierra, en un tren militar.

Y si acaso yo muero en la guerra,
y si mi cuerpo en la sierra va a quedar,
Adelita, por Dios te lo ruego,
que por mí no vayas a llorar.

Si Adelita quisiera ser mi esposa,
si Adelita ya fuera mi mujer,
le compraría un vestido de seda
para llevarla en un coche al cuartel.

Y si acaso yo muero en la guerra,
y si mi cuerpo en la sierra va a quedar,
Adelita, por Dios te lo ruego,
que con tus ojos me vayas a llorar.

Si Adelita quisiera ser mi esposa,
si Adelita ya fuera mi mujer,
le compraría un vestido de seda
para llevarla en un coche al cuartel.

Si Adelita se fuera con otro,
la seguiría por tierra y por mar.
Si por mar, en un buque de guerra.
Si por tierra, en un tren militar.

6 comentarios:

Feliun dijo...

Pues muchisimas gracias por la parte que nos toca. En efecto, esta canción dio muuuuuucho que hablar, y aún lo sigue haciendo,jeje. Un clásico. Un abrazo amigo, y enhorabuena por este blog que crece sin parar.

Angel dijo...

Grande, como siempre, kusto!!! la historia siempre nos proporciona momentos de mayor gloria. Y aún nos kedan muchos por vivir y recordar.

Anónimo dijo...

no ma tu falta de ortografía te falta información bueno aun así me ayudaste mexicanos no mejicanos

Anónimo dijo...

me falto una coma perdon

Antonio Norbano dijo...

Dudo que haya cometido una falta de ortografía, pero aunque así hubiera sido, es preferible a la ausencia de concordancia en la frase, errores de sintaxis... o cualquiera de las barbaridades que acabo de leer en apenas dos líneas.

Anónimo dijo...

Y SI ADELITA SE FUERA CON OTRO Y OTRO SE FUERA CON ADELINA, YO LOGICAMENTE NO ME IRIA CON OTRO, SEGUIRIA CON ADELITA, AUNQUE ADELITA SE FUERA CON OTRO ¿ME COMPRENDE?...