domingo, 16 de marzo de 2008

El aviador alemán que mató al Principito

El 31 de julio de 1944, durante una misión de reconocimiento destinada a preparar el desembarco aliado en Provenza, al sur de Francia, el Lockheed Lightning P-38 que pilotaba Antoine de Saint-Exupéry fue ametrallado por un caza alemán y se precipitó al mar.

Más de sesenta años después, Horst Rippert, un octogenario que había pertenecido a la Luftwaffe durante la Segunda Guerra Mundial, ha reconocido que fue él quién derribó el avión del autor de El Principito. Dos investigadores franceses le localizaron hace unos días y declaró: «Pueden dejar de buscar. Fui yo quien abatió a Saint-Exupéry.»

http://www.elpais.com/articulo/gente/aviador/aleman/reconoce/haber/derribado/avion/Saint-Exupery/elpepugen/20080315elpepuage_3/Tes

Saint-Exupéry, además de un genial escritor, era un experto piloto que siempre había trabajado en la aviación postal, siendo uno de los pioneros en los vuelos nocturnos. En agosto de 1936, recién estallada la guerra civil, estuvo en España para realizar un reportaje sobre el frente de Lérida que le había encargado el periódico L’Intransigeant.