miércoles, 5 de marzo de 2008

Orbona

En la segunda temporada de la serie Roma, la cuñada y la hija de Lucio Voreno han decidido consagrar su vida al culto de la diosa Orbona, por lo que ambas visten una túnica blanca y llevan el cabello cubierto. Orbona era uno de tantos dioses menores con los que contaban los romanos. Generalmente se la relaciona con la fertilidad, y era invocada por las parejas que querían tener hijos. También se la conoce por ser la diosa de los niños pequeños, en especial de los huérfanos. Según Arnobio de Sicca, los padres solían acudir a la tutela de Orbona «cuando se veían privados de sus hijos» (Arnob., Adv. nat., IV, 7). No entiendo muy bien a qué se refería exactamente el polemista cristiano del siglo IV, pero me temo que quizá también en aquella época el rapto de niños --para posteriormente venderlos como esclavos, o vayamos a saber qué atrocidades cometer con ellos-- era algo que, como hoy día, preocupaba a la sociedad. En todo caso, el culto a Orbona era un alivio para los padres desolados, ya fuera porque no podían concebir o porque habían perdido a sus hijos. Sin embargo, para Tertuliano la divina Orbona tenía un significado completamente distinto: era la encargada de cerrarle los ojos a los muertos (Tert., Nat., II, 25). El nombre de orbona designa en la actualidad a varias especies de mariposas tropicales.