domingo, 16 de marzo de 2008

El palacio de Augusto

Nada menos que veinte años han durado los trabajos de restauración que han permitido recuperar algunas estancias de la residencia de los primeros emperadores romanos. El complejo comenzó a edificarse antes de que Octavio Augusto fuera proclamado emperador por el Senado en el 27 a. C. y se situaba sobre la ladera de la colina del Palatino. Las habitaciones recuperadas son las que se encuentran alrededor del peristilo y en ellas destacan los magníficos frescos que recubren las paredes, los únicos que se conservan de la época.

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Reabre/casa/fundador/imperio/romano/elpepucul/20080309elpepucul_1/Tes


Mientras nos hacemos ilusiones de poder escaparnos un fin de semana a Roma para visitar los restos, tendremos que conformarnos con el siguiente fragmento de la serie de televisión Yo, Claudio, que se desarrolla precisamente en una estancia del palacio imperial de Augusto, fielmente recreado de acuerdo con los conocimientos que durante años han ido aportando los arqueólogos. La escena transcurre en el momento en que le comunican a Augusto que sus legiones de Germania, comandadas por Quintilio Varo, habían sido aniquiladas tras una emboscada tendida por la tribu de los queruscos en el bosque de Teutoburgo. Era el mes de septiembre del año 9 d.C. y el suceso afectó de tal manera al emperador que, de vez en cuando, durante el resto de su vida, no pararía de repetir: «¡Varo, Varo, devuélveme mis legiones!» (Suet., Aug., XXIII).

1 comentario:

Minerva dijo...

Hola!, seguramente que ha de ser toda una experiencia ver esos frescos en directo.

Estaba mirando algunos de tus posts anteriores y me ha gustado especialmente la entrada que le dedicas a las película Quo Vadis, yo también la he visto varias veces junto con Ben Hur, gracias por poner una de las escenas de esta película, siempre me ha hecho gracia como plasman a Nerón en esa película.

Un saludo!

Pd. He visto con gran sorpresa que tienes mi espacio enlazado :), ya enlazo el tuyo.