viernes, 28 de marzo de 2008

Zeitgeist

Hace unos días, casi de casualidad, encontré este documental, cuyo título en alemán significa algo así como «espíritu guardián del siglo». Al principio, comencé a verlo por curiosidad, sin saber nada de qué iba a tratar, pero al cabo de cinco minutos ya estaba enganchado y terminé acostándome a las tantas, después de no perder ni un segundo la atención mientras las dos horas que duró. Se trata de una producción reciente, de no hace más de un año, que fue realizada sin ánimo de lucro, ya que se difunde gratuitamente mediante Internet. Desde que fue colgado en la red, en la primavera de 2007, parece ser que lo han visto más de cinco millones de personas.

El documental no es del todo original, pues, por ejemplo, el primer capítulo dedicado al origen del cristianismo, no hace sino compilar muchos datos que, los que hayamos estudiado algo sobre las religiones antiguas, hemos leído en más de una ocasión. Sobre los atentados del 11-S, sucede más de lo mismo. Ahora, personalmente, la parte que más interesante me ha parecido es la del final, que revela una trama política-financiera a nivel mundial que desconocía totalmente.

Puede que a algunos les parezca un episodio más de las teorías conspirativas tan en boga que circulan en nuestro siglo, mientras que otros incautos caigan en el error de creérselo todo a pies juntillas, sin tener la capacidad de cuestionarse tanto la realidad que nos rodea como la que nos cuentan; pero seguro que a nadie le va a dejar indiferente: motivos para la reflexión y la discusión no son precisamente los que le faltan a este documental.



www.zeitgeistmovie.com

4 comentarios:

Carlos dijo...

Qué tal Antonio. Bueno, es la segunda vez que leo sobre este filme, así que voy a tratar de verlo. Te dejo un cordial saludo.

Ludwig dijo...

Cuidadín con esa película.
He descubierto un análisis de la misma aquí:

http://natsufan.livejournal.com/

Un saludo.

Luis

P.S. Me ha gustado mucho tu blog.

Antonio Norbano dijo...

Obviamente, lo que cuentan en este documental no hay que creerlo a pies juntillas... y además, está claro que sus autores tendrán alguna intención. Como he comentado, tampoco me parecen argumentos muy originales: algo ya había escuchado o leído con anterioridad. Sin embargo, no dejar tener su mérito el bajo presupuesto con el que está hecho y la gran difusión que ha tenido gracias a Internet.

Antonio Norbano dijo...

Ludwig, me alegra que te haya gustado el blog. El tuyo me parece mucho mejor. Ya lo he incluido entre mis enlaces.