lunes, 10 de marzo de 2008

Efemérides

El 10 de marzo de 1174, cuarenta caballeros de la Orden de los Fratres de Cáceres, en un último y desesperado intento por evitar que la ciudad volviese a caer en manos de los musulmanes, se refugiaron en una torre, con el afán de resistir hasta la muerte si fuera necesario, ante el empuje de las tropas de Abú Hafs Omar, que ya habían franqueado la muralla y se adueñaban del control de la fortaleza. En aquella torre, los últimos cuarenta caballeros de la Orden defendieron la plaza con su propia vida, ya que cuando fue imposible hacer frente al envite de los moros y no tuvieron más remedio que claudicar, allí mismo fueron degollados. No existe unanimidad acerca de en qué torre tuvo lugar la masacre: para unos es la de Bujaco y, para otros, pudo ser la enigmática torre redonda del palacio de Carvajal, mucho más antigua que el resto de esa construcción.

Para el que ande un poco perdido o no conozca la historia, le pongo en situación. En 1169 el rey de León Fernando II había arrebatado a los almohades la fortaleza de Hinz Qazrix (Cáceres), pero como temía que volviera a caer en manos de los sarracenos, decidió encomendarle su defensa a una orden militar. Ésta se constituyo un año después, concretamente el uno de agosto, y, según la tradición popular, la ceremonia de fundación tuvo lugar en la iglesia de Santiago. Tomaron el nombre de Fratres de Cáceres, aunque también se les conocía como Caballeros de la Espada, por el emblema que adoptaron. Este grupo de caballeros estaba encabezado por Pedro Fernández de Fuentencalada, que era descendiente de los reyes de Navarra por línea paterna y de los condes de Barcelona por la materna, y entre el resto destacaban: don Pedro Arias, el conde don Rodrigo Álvarez de Sarriá, don Rodrigo Suárez, don Pedro Muñiz, don Fernando Odoarez, señor de la Varra, y Arias Fumaz, señor de Lentazo.

Pero la fortaleza de Cáceres no duró mucho tiempo en poder de los cristianos. En el citado año de 1174, una expedición encabezada por el propio califa, Abú Yacub Yusuf, se dirigió hacia el norte para recuperar las ciudades que habían sido conquistadas por los cristianos. Encomendó a su lugarteniente, Abú Hafs Omar, que se encaminara con sus tropas para asaltar Cáceres, la fortaleza más estratégica de todas las que jalonaban la antigua Ruta de la Plata.

Cuando los musulmanes recuperaron Qazrix, los Fratres se trasladaron al monasterio de Uclés, donde establecieron su nueva sede, y decidieron cambiar su nombre por el de la Orden de Santiago. Desde entonces no serían conocidos de otra manera y la Orden se convirtió en la más importante e influyente del reino de León, cuyas propiedades y dominios no eran siquiera superados por la de Alcántara, fundada dos años después, en 1176.

6 comentarios:

Francisco Acedo dijo...

Antonio, te felicito, una vez mas por tu blog y por la difusión que haces de la cultura y el patrimonio de Cáceres. Pensé que yo era el único que se acordaba de los Fratres (quienes, por cierto, están declarados mártires y nadie aquí lo sabe). Sobre el lugar del martirio yo me he inclinado hacia la Torre de Carvajal. La cerca almohade la levanta Umar Abu Hafs después de la reconquista agarena. Antes, como bien sabes, los muros presentaban un aspecto muy distinto, similar a las fortificaciones califales, de las que nos quedan restos como los cubos que sirven de unión a las albarranas con las murallas. La Torre de Bujaco (en realidad llamada Nueva en los documentos antiguos) se levanta a finales del XIV y comienzos del XV, para proteger la Puerta Nueva, en el lugar donde hoy se halla el Arco de la Estrella. Substituyó, con gran probabilidad, a otra albarrana almohade. Por eso me inclino a pensar en la Torre de Carvajal, aunque, tal vez, la torre fuera otra de la que no quede rastro. Tengo otra teoría que algún día lanzaré.
Menudo rollo te he soltado. Un abrazo,
Francis.

Antonio Norbano dijo...

Muchas gracias por tus aportaciones, la verdad es que me siento alagado por tu interés y porque tanto te agrade este blog, fruto de mis ratos de ocio.
No sabía que los Fratres éran considerados mártires, que curioso. Como seguro que sabes mil veces más que yo ¿me podrías de cuándo viene tal declaración?
Yo también me inclino por la torre de Carvajal, como el lugar donde ocurrió la matanza; no por ningún motivo en concreto, y aunque me cuesta creer que en un sitio tan estrecho cupieran cuarenta tíos con sus armaduras y todo. Puede que la leyenda hable de una torre, que es lo que se conserva, y se tratase de un conjunto fortificado más amplio dentro de las murallas... vayamos a saber. Tampoco yo me voy a enrollar.
Sobre la Torre de Bujaco, más concretamente sobre su nombre, sabrás que, según Tomás Pulido, no se llama así por el califa almohade Abú Yacuf (como muchos repiten), sino que la denominación le viene por otra torre cercana, hoy desaparecida y que se encontraría detrás del Palacio de Moztezuma, que se llamaría de la "buxaca" o algo sí, que según parece significa "basura", porque por allí habría un muladar o se arrojarían desperdicios.
Un abrazo,
ANTONIO

Francisco Acedo dijo...

Pues sí Antonio, lo del nombre de Bujaco procede del XIX y fue impulsado por la naciente histroriografía de los eruditos locales. Yo creo que es innegable el origen cristiano de la primera reconquista de la torre de carvajal, especialmente por sus materiales constructivos. Tú mejor que yo como arqueólogo, sabrás que el mampuesto y el sillarejo no eran muy habituales en las construcciones almohades. Aún así yo tengo otra teoría sobre la localización que intentaré defender algún día si consigo pruebas. Si no, la lanzaré como hipótesis.
Los Fratres están inscritos en el Martirologio de las Órdenes Militares, pero ahora no estoy en casa y no tengo el dato a mano (mi cabeza ya no es lo que era). Pero no te preocupes que te lo haré llegar.
Te he dejado una respuesta en mi blog a tu comentario sobre San Mateo.
Más abrazos,
Francis.

Anónimo dijo...

Desde la Asociación Fratres de Cáceres, dedicada a la recreación medieval y difusión de la histioria y cultura del medievo, especialmente de la ciudad de Cáceres, queremos agradecerle su aportacion y nos complaceria poder referenciarle en nuestra pagina web, todavia en construccion.

www.fratres-de-caceres.es

Un saludo y mil gracias de nuevo

Samuel Rodríguez Carrero dijo...

Hola Antonio! Me presento: me llamo Samuel, y soy también cacereño. El mes pasado creé un blog orientado a difundir el rico patrimonio histórico artístico que nos podemos encontrar caminando o viajando por Extremadura. Este fin de semana, con el mal tiempo que hace, he sacado tiempo para poder estudiar la epigrafía romana de las calles de Cáceres, sobre la que quiero poner una entrada, y recordaba que una vez, buscando información, encontré en tu blog un comentario sobre la estela hallada durante las obras del hotel Atrio, así que he vuelto a buscar la entrada pudiendo comprobar que se trata de la que Simón Boxoyo describió en la portada del Palacio de los Golfines de Arriba, y que estaba desaparecida. He aprovechado que tenía tiempo, y me he puesto a ver más entradas sobre Cáceres, y curiosamente me he encontrado con ésta sobre los Fratres. Y digo curiosamente, porque esta semana publiqué una entrada sobre la Torre Redonda del Palacio de Carvajal, así que me alegro al leer que desde aquí también se plantea la idea de que posiblemente fue en esta Torre donde fueron derrotados. Te dejo el enlace por si te apetece leerlo: http://caminosdecultura.blogspot.com/2011/02/torre-redonda-del-palacio-de-carvajal.html
Un saludo!

Samuel Rodríguez Carrero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.